Cuanto Vale la Guerra Colombiana (Datos 2002)

16 de octubre de 2007

Me encontre un escrito por hay en una web de más o menos cuanto costaba la guerra Colombiana y hay datos que desconciertan a cualquiera, o si no lean este poquito:


Datos para la lectura:

Valor del Dolar Promedio
- Salario Mínimo Mensual
  • 1998 1 USD = 1600 COP - 204.000 pesos (127,5 USD)
  • 2002 1 USD = 2300 COP - 309.000 pesos (135 USD)
  • 2007 1USD = 1950 COP - 433.700 pesos (223 USD)

(Tomado de El Colombiano. Rumbo Nacional. Domingo 3 de Marzo de 2002. Pág. 8a)


El costo de las FF.AA, operaciones y pérdidas económicas. La "operación gato negro" costó 16.382 millones de pesos en 70 días. Mantener un soldado en la actualidad vale 18 millones al año.

Por Fernando Quijano Medellín La noche del miércoles 20 de febrero el Gobierno colombiano puso a rodar su máquina de guerra para respaldar con hechos la decisión que Andrés Pastrana le había comunicado al país horas antes: romper los diálogos con las Farc.

En ese momento, un 9 por ciento anual del Producto Interno Bruto, es decir, unos 15.5 billones de pesos, tenía claro su destino: la financiación de la guerra que apenas comienza.

Sólo ahora, once días después, la discusión económica del conflicto empieza a preocupar a los empresarios, inversionistas, analistas y, sobre todo, a los responsables del manejo de las arcas del Gobierno por sus elevados costos y porque éste es un país en desarrollo que no cuenta con los recursos para progresar y mucho menos para costear un conflicto de larga duración.

Desde que los diálogos se rompieron se escucha, con bastante frecuencia, al ministro de Hacienda, Juan Manuel Santos, hablar de que hace tres años mantener a un soldado en combate les costaba a los colombianos ocho millones de pesos al año, o sea unos 650.000 pesos al mes; pero hoy ese costo supera los 18 millones anuales, pues cada soldado vale ahora, cada mes, un millón y medio de pesos. Hay que tener en cuenta de que los soldados se están profesionalizando y que ha aumentado el pie de fuerza para enfrentar efectivamente a la guerrilla.

Cada noche, dentro del desarrollo de la "operación Thanatos", hay más de 50 vuelos de helicópteros que aerotransportan soldados a diferentes puntos del "primer teatro de operaciones", dispuesto por las Fuerzas Militares en una amplia zona del sur del país. La hora de vuelo en un helicóptero vale unos 1.500 dólares; los uniformes de los soldados, si son nacionales, cuestan 60.000 pesos pero, si son importados, ascienden a 150.000 pesos. Lo mismo sucede con las botas: unas térmicas valen 150.000 pesos y las hechas en Colombia, 80.000 pesos. Estos son sólo costos básicos sin contar los pertrechos de guerra, la alimentación e imprevistos.

Solamente la "operación gato negro" mediante la cual el Ejército capturó al capo del narcotráfico brasileño, Fernandinho Veira Mar, le costó al Estado 16.382 millones de pesos. En la acción participaron 3.555 soldados y duró 70 días. Sólo las municiones y el uso de aeronaves costaron 10.775 millones de pesos.

Al interior del Gobierno hay un equipo de profesionales trabajando sobre el impacto en la economía de la guerra total y el Ministro de Hacienda tiene la tarea de ir convenciendo a los colombianos de que el conflicto tiene un costo importante. No se puede descartar la necesidad de nuevas contribuciones o de un impuesto de guerra a muy corto plazo.



Esta situación ha llevado a asesores y consultores a estudiar el tema y ya se conocen los primeros estudios de firmas nacional e internacionalmente reconocidas. Uno es el diagnóstico del consultor internacional Guillermo Méndez Pachón, quien dio a conocer un estudio que compila todas las cifras de Planeación Nacional, Banco de la República, Ministerio de la Defensa y Fuerzas Militares, entre otras entidades, sobre lo que cuesta el conflicto o una multiplicación de los teatros de guerra por todo el país.

Según Méndez Pachón, poner en marcha una guerra total representa inicialmente un 9 por ciento del PIB anual durante el tiempo que dure el conflicto (estimado entre 4 y 7 años), como quien dice unos 15.5 billones de pesos cada año. Esta cifra corresponde, en los primeros cuatro años de guerra, al presupuesto total de la Nación.

Cada año de guerra requerirá para su financiamiento la destinación, por parte del Gobierno Nacional, de la totalidad de los presupuestos de inversión, pago de deuda y de nómina oficial para los empleados públicos.

La inversión no garantiza el éxito de las operaciones militares y tiene una alta probabilidad de convertirse en el
15 por ciento del PIB anual, sin la certeza de una fecha del final de la guerra. Esta situación comprometería unos 25 billones de pesos anuales, unos 100 billones en cuatro años, monto que es la totalidad del presupuesto de la Nación en dos años.



¿Cuánto vale la guerrilla?



Hoy los actos de guerra le quitan al país anualmente más de 6.5 billones de pesos que equivalen al 4 por ciento del PIB, cifra similar al presupuesto de inversión de la Nación o a los gastos de personal del Gobierno o a dos veces el servicio de la deuda.

Todos estos costos incluyen fuerzas armadas, daños en el sector petrolero, regalías no recibidas, daños a la infraestructura y pérdidas por secuestro, robo y extorsión.

Según las cuentas de los expertos del Grupo Kriterion, las pérdidas por los actos de guerra sumadas a los efectos del terrorismo, el narcotráfico y los delitos contra el Estado corresponden al 10 por ciento del PIB, unos 16 billones de pesos; dinero que serviría para pagar la deuda externa pública y privada en tres años o para resolver el déficit fiscal y la deuda del Gobierno en dos años.



Si no existieran la guerrilla y el narcotráfico, Colombia podría reasignar recursos por el equivalente a cerca de 8.000 millones de dólares anuales (dólares de 1998), que podrían dedicarse a apoyar más decididamente el desarrollo económico y social.

Según el estudio de Méndez Pachón, el gasto militar ha venido creciendo a un ritmo de casi un 15 por ciento real anual en el período 1992-1998, más que triplicando el del crecimiento real de la economía. En la ultima década, la tasa de crecimiento del pie de fuerza (4.4 por ciento anual) ha duplicado el de la población colombiana (2 por ciento anual) y los niveles alcanzados (160.000 militares) representan cerca de medio punto porcentual de la población, ciñéndose hoy a los patrones internaciones.

La guerrilla dobló su número de frentes de acción en ese mismo período, alcanzando cerca de 100 frentes rurales y cuatro columnas móviles que hacen presencia en el 50 por ciento de los municipios de Colombia, sin contar los grupos de apoyo urbano.

Según expertos, la relación entre efectivos de la fuerza pública por cada guerrillero se ha deteriorado de 32 a cerca de 15 en una década. Estrategas internacionales plantean que, en una guerra de guerrillas, dicha relación no puede ser inferior a 15 a 1 o, de lo contrario, resultará imposible derrotar a la guerrilla, tal como sucedió en Vietnam o en Malasia.

¿Que opina usted?

By Nihiko (NHK)